Metodología

Dos ingredientes clave de nuestra metodología son su adaptación a la cultura de la empresa y el trabajo en equipo con sus profesionales.

Nuestro modelo metodológico

Aplicamos a nuestros proyectos una metodología propia que combina los dos estándares más avanzados existentes en la optimización de operaciones: BPR y LEAN.

Esta combinación nos permite diseñar estrategias y modelos operacionales que habiliten a la empresa para satisfacer una demanda cada vez más variable y más exigente en la calidad y velocidad de respuesta, a un coste mínimo y en un entorno de minimización de inversiones, rapidez de implantación (Quick-wins) y mejora continua.

Nuestro diseño de procesos

Una de las claves de nuestro trabajo es la estandarización. Para ello realizamos el modelado de procesos según el estándar BPMN (Business Process Modeling Notation). Utilizamos Bizagi Process Modeler como herramienta dada su versatilidad, intuitividad y facilidad de uso, si bien nos adaptamos a cualquier otra que utilice como estándar la propia empresa.

Nuestra optimización cuantitativa

Planteamos soluciones a la problemática de nuestros clientes soportadas sobre análisis exhaustivos de datos, con utilización de modelos matemáticos probados y de herramientas de optimización, que permiten hacer simulación de escenarios complejos en base a diferentes variables (análisis What-If), fundamental para el diseño de redes de producción o de distribución, de plataformas de almacenaje, de lay-outs de plantas de producción, de definición de niveles óptimos de inventario y políticas de nivel de servicio, …

Nuestra gestión del cambio

Nuestro valor añadido diferencial es el aseguramiento del éxito en la implantación de nuestras soluciones. Para ello nuestro estándar de proyecto incorpora tres elementos clave: el diseño de un cuadro de indicadores que permita comprobar la evolución de los KPIs clave del negocio, el planteamiento de un plan de implantación que incorpore un análisis inversión-beneficio-esfuerzo de cada acción y permita su priorización para obtener resultados de manera inmediata, y el trabajo estrecho y continuo con los profesionales de la compañía para asegurar el éxito de la implantación y el establecimiento en el día a día de una cultura de mejora continua.